Recarga tu energía

Cómo recuperarte después de la gripe

El tipo de vida que llevamos hoy en día no nos permite enfermarnos. El estilo de vida frenético, la conciliación familiar, el trabajo y nuestras obligaciones sociales no nos dejan mucho tiempo para pasar en la cama. Además, el estrés diario puede debilitar nuestro sistema inmunitario. Las infecciones de las vías respiratorias, como la gripe y el resfriado, son unas de las enfermedades más comunes en humanos. Son de naturaleza estacional y están causadas por un gran número de virus. De media, los adultos se enferman de dos a cinco veces al año y los niños incluso más.1

La gripe es una enfermedad muy contagiosa y puede dejarte fuera de combate durante días o incluso semanas. Aunque generalmente no causa complicaciones, existe la posibilidad de que acarree problemas de salud más graves, como sinusitis, bronquitis o neumonía.

La gripe puede dejarte sin energía y con una sensación de cansancio general. Esta fatiga se debe al hecho de que tu organismo está usando toda su energía para combatir los virus. Además, es posible que el organismo no esté recibiendo el aporte de nutrientes que necesita porque no te apetece comer. Después de pasar varios días en la cama, puede que te mueras de ganas de recuperar tu rutina normal. No obstante, reanudar tus actividades de forma demasiado rápida e intensa podría prolongar tu recuperación o incluso provocar una recaída de la gripe.

Entonces, ¿cómo podemos reforzar nuestro organismo y recuperarnos después de haber estado enfermos?

Icono del número 1

Come alimentos nutritivos

La fruta y la verdura son recursos alimentarios primordiales para mantener el sistema inmunitario en buenas condiciones. Recuerda comer al menos 5 raciones de fruta y verdura al día para obtener la cantidad adecuada de vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes. Lo ideal sería incluir una ración de fruta o verdura en cada comida. Si esto no es posible, los suplementos alimenticios como Supradyn® pueden aportarte todos los nutrientes que tu organismo necesita. Supradyn® Difese es un suplemento alimenticio elaborado con vitaminas y el mineral zinc, que sirve para reforzar el sistema inmunitario durante periodos de mayor desgaste físico y mental y en situaciones en las que el organismo tiene necesidades nutricionales más elevadas (por ejemplo, en invierno). Las vitaminas C y D te ayudarán a mantener una buena salud y a estar fuerte durante la estación más fría. Hay alimentos que son especialmente beneficiosos para reforzar el sistema inmunitario y que puedes añadir a tu dieta:

  • Ajo: es muy fácil añadir este alimento a tus comidas. El ajo tiene propiedades antibacterianas y antivirales que contribuyen a la prevención de resfriados, gripes y las posibles infecciones derivadas de estos.
  • Yogur: contiene bacterias benignas llamadas “probióticos” que mantienen los sistemas digestivo e inmunitario en óptimas condiciones.3
  • Setas: pueden estimular la producción y actividad de los glóbulos blancos, que pueden ayudar a tu organismo a combatir las infecciones.4
  • Kiwi y naranja: estas frutas son excelentes fuentes de vitamina C, que es esencial para el sistema inmunitario. La vitamina C se concentra mayoritariamente en los leucocitos y se consume rápidamente cuando ocurre una infección.5
  • Jengibre: estimula la circulación y favorece la transpiración, mediante la cual eliminamos toxinas.6
Icono del número 2

Bebe muchos líquidos

La fiebre y una sudoración excesiva pueden provocar una deshidratación. Los líquidos pueden contribuir a la producción y la secreción de mucosidad en las vías respiratorias para disipar el frío. Se recomienda beber alrededor de dos litros de líquidos al día. Las bebidas calientes son especialmente buenas porque las temperaturas elevadas ayudan a combatir los síntomas de la gripe más rápidamente.7 Entre las infusiones recomendadas durante y después de una enfermedad se incluyen:

  • Miel y limón. La miel tiene propiedades calmantes y antibacterianas que, además de ayudarte a combatir las infecciones de las vías respiratorias, te permiten dormir mejor.
  • Té verde. Contiene catequina, que estimula las funciones del hígado y es un potente antioxidante.8
Icono del número 3

Humedece el aire

El aire seco puede exacerbar los síntomas de la gripe. Puedes comprar un humidificador o colocar un cuenco con agua cerca de un radiador. El agua humedecerá el aire, lo que a su vez facilitará la respiración. Esto puede ser de gran ayuda si tu gripe se convierte en una sinusitis.9

Icono del número 4

Tómatelo con calma

Es muy tentador volver a tu rutina diaria en cuanto empiezas a sentirte mejor. Sin embargo, no deberías esforzarte demasiado ni demasiado rápido. Aunque creas que estás mejor, actúa como si no lo estuvieras. Presta atención a las necesidades de tu cuerpo y reajusta tu rutina en consecuencia.

Icono del número 5

Haz estiramientos

Permanecer en la cama durante días puede causar rigidez y dolores musculares. Esto puede dificultarte la vuelta a tu actividad normal. Por eso, es importante estirar los músculos para calentarlos de nuevo.

Icono del número 6

Nada o practica yoga

Realizar ejercicio moderado como nadar, andar o hacer yoga, puede ayudarte a revitalizar el organismo sin sobrecargarlo demasiado.

Icono del número 7

Apaga la tele y tus dispositivos móviles

Cuando te intentas recuperar de una gripe, un buen descanso es primordial, y estos dispositivos solo te aportan distracción. Además, la luz azul que emiten causa cansancio ocular y está relacionada con la fatiga física y mental. Tu cuerpo necesita toda su energía para combatir la gripe.

Mujer sazonando un plato con hierbas frescas

Si quieres volver a ponerte en marcha lo antes posible, hay algunas cosas que tienes que evitar:

  • No hagas demasiado ejercicio. Una actividad física excesiva puede estresar demasiado al organismo.  Si sueles correr a diario, empieza primero por andar un poco.
  • No bebas alcohol. Agota las reservas de vitamina C y otros nutrientes que tu organismo necesita para luchar contra los virus de la gripe.10
  • No fumes. Las personas fumadoras son más propensas a las infecciones. El consumo de nicotina reduce la capacidad de los glóbulos blancos de acabar con los patógenos.11,12 Además, los fumadores tienen menos bacterias benignas en el cuerpo y más bacterias que causan afecciones cutáneas y bucodentales.13

No hay mejor remedio para la gripe que el sueño. Dormir no solo acelera la recuperación, sino que, además, reduce el riesgo de complicaciones graves derivadas de la gripe. Dedica al menos dos horas a relajarte antes de irte a la cama e intenta añadir una hora a tu patrón de sueño habitual durante al menos quince días. También puedes considerar incorporar a tu dieta Supradyn® Difese. Un comprimido con sabor a naranja al día reforzará tus defensas naturales y te ayudará contra los síntomas de la gripe y el resfriado.

1 Rondanelli, M., Miccono, A., Lamburghini, S., Avanzato, I., Riva, A., Allegrini, P., … Perna, S. (2018). Self-Care for Common Colds: The Pivotal Role of Vitamin D, Vitamin C, Zinc, and Echinacea in Three Main Immune Interactive Clusters (Physical Barriers, Innate and Adaptive Immunity) Involved during an Episode of Common Colds—Practical Advice on Dosages and on the Time to Take These Nutrients/Botanicals in order to Prevent or Treat Common Colds. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine2018, 1–36. doi: 10.1155/2018/5813095

2 Lissiman, E., Bhasale, A. L., & Cohen, M. (2014). Garlic for the common cold. Cochrane Database of Systematic Reviews. doi: 10.1002/14651858.cd006206.pub4

3 King, S., Glanville, J., Sanders, M. E., Fitzgerald, A., & Varley, D. (2014). Effectiveness of probiotics on the duration of illness in healthy children and adults who develop common acute respiratory infectious conditions: a systematic review and meta-analysis. British Journal of Nutrition112(1), 41–54. doi: 10.1017/s0007114514000075

4 Rop, O., Mlcek, J., Jurikova, T. (2009). Beta-glucans in higher fungi and their health effects. Nutrition Reviews, 67(11), 624-631. Doi: 10.1111/j17534887200900239.x

5 Hemilä, H. (2017). Vitamin C and Infections. Nutrients9(4), 339. doi: 10.3390/nu9040339

6 D’Souza, S. P., Chavannavar, S. V., Kanchanashri, B., & Niveditha, S. B. (2017). Pharmaceutical Perspectives of Spices and Condiments as Alternative Antimicrobial Remedy. Journal of Evidence-Based Complementary & Alternative Medicine22(4), 1002–1010. doi: 10.1177/2156587217703214

7 Sanu, A., Eccles, R. (2008). The effects of a hot drink on nasal airflow and symptoms of common cold and flu. Rhinology, 46(4), 271-275.

8 Higdon, JV., Frei, B. (2003). Tea catechins and polyphenols: health effects, metabolism, and antioxidant functions. Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 43(1), 89-143.

9 Meltzer, E. (2010). Treatment of congestion in upper respiratory diseases. International Journal of General Medicine, 69. doi: 10.2147/ijgm.s8184

*10 Faizallah, R., Morris, A. I., Krasner, N., & Walker, R. J. (1986). Alcohol Enhances Vitamin C Excretion In The Urine. Alcohol and Alcoholism21(1), 81–84. doi: 10.1093/oxfordjournals.alcalc.a044595

11 Guo, S., & Dipietro, L. (2010). Factors Affecting Wound Healing. Journal of Dental Research89(3), 219–229. doi: 10.1177/0022034509359125

12 McDaniel, J. C., & Browning, K. K. (2014). Smoking, Chronic Wound Healing, and Implications for Evidence-Based Practice. Journal of Wound, Ostomy and Continence Nursing41(5), 415–423. doi: 10.1097/won.0000000000000057

13 Kumar, P. S., Matthews, C. R., Joshi, V., Jager, M. D., & Aspiras, M. (2011). Tobacco Smoking Affects Bacterial Acquisition and Colonization in Oral Biofilms. Infection and Immunity79(11), 4730–4738. doi: 10.1128/iai.05371-11