Recarga tu energía

Cómo mejorar tu rendimiento mental

Tu cerebro es una estructura tremendamente compleja que contiene unos 100 000 millones de neuronas que generan mil billones de conexiones entre ellas.1 ¡Estamos hablando de 10 000 veces más conexiones que estrellas hay en la galaxia! Muchos procesos cerebrales siguen siendo un misterio, pero, poco a poco, empezamos a desentrañar sus secretos. Gestionar y mantener esta increíble maquina es una tarea monumental y los sistemas y las estructuras que forman el cerebro necesitan tu ayuda para funcionar como es debido. Debido a la complejidad de su estructura, el cerebro necesita una gran cantidad de energía para funcionar de forma efectiva. Si bien solo representa un promedio del 2% del peso corporal total, el cerebro usa cerca del 20% de las calorías absorbidas por el organismo.2 Por eso, es importante cuidar la calidad de los alimentos3 y los suplementos alimenticios que ingerimos, pero también el estilo de vida que elegimos llevar. Todo esto puede tener un enorme impacto en nuestro estado mental y nuestro rendimiento intelectual.

Hombre de mediana edad sonriendo y leyendo el periódico

He aquí algunas maneras de mejorar y mantener en forma tu mente. Estos consejos te ayudarán a lograr los mejores resultados en situaciones de esfuerzo mental.

Icono del número 1

Come bien

Los alimentos son esenciales para mantener una buena forma física y mental. El hecho de comer bien se puede asociar a una sensación de bienestar. Tu cerebro consume mucha energía, vitaminas y minerales, por eso, necesita el impulso constante que le aporta una nutrición de calidad. Seguir una dieta equilibrada para una buena salud cerebral puede mejorar las funciones cerebrales a corto y a largo plazo.4 Lo ideal, en una persona adulta, es comer tres comidas principales y dos tentempiés al día. Gracias a una dieta equilibrada puedes aportar a tu organismo diferentes nutrientes: proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales y agua. Cada uno de estos nutrientes tiene una función específica en el cuerpo. No obstante, aun comiendo de forma saludable, puede seguir existiendo riesgo de no aportar al organismo todos los nutrientes que necesita. Suplementos alimenticios como los comprimidos multivitamínicos Supradyn® Energy contiene vitaminas para el cansancio fisico y mental. Se trata de una fórmula completa con altas dosis de nutrientes que contiene 13 vitaminas y 12 minerales como, por ejemplo, el zinc y el hierro, que contribuyen a la salud del cerebro. Los efectos de Supradyn® se notan desde la primera toma5 y pueden mejorar tu agudeza mental y tus niveles de concentración. Si quieres apoyar a tu cerebro durante un momento de esfuerzo mental, sigue este sencillo programa:

  • Por la mañana: toma un desayuno completo acompañado de frutas, que son una excelente fuente de vitamina B y vitamina C (estas dos vitaminas contribuyen a mejorar las funciones cerebrales). Las frutas ricas en vitamina B y C son todos los frutos rojos, los kiwis y las naranjas. Los huevos, que son la opción preferida de muchas personas para el desayuno, son un buen alimento para el cerebro. Son ricos en vitaminas B (vitamina B2 y biotina) que pueden prevenir la reducción del cerebro y retrasar el deterioro cognitivo.6 Los lácteos te aportarán calcio, que es esencial para la salud de tus neuronas.
  • Al mediodía: para la comida, elige alimentos equilibrados ricos en almidón (preferiblemente de grano entero), frutas y verduras. Alimentos de grano entero como el arroz integral, la cebada, el bulgur y el pan integral.
  • Por la noche: para la cena también deberías comer algo equilibrado y no demasiado pesado. Si decides comer carne, elige la menos grasa y, si optas por pescado, que sea azul. Las sardinas, los arenques, la caballa, el salmón o el atún son todos pescados azules. Este tipo de pescado es rico en ácidos grasos omega-3, que pueden mejorar la estructura de las células cerebrales denominadas neuronas. Un estudio revela que las personas con un mayor consumo alimentario de omega-3 presentan un mayor flujo sanguíneo en el cerebro.7 Si el flujo sanguíneo aumenta, el suministro esencial de oxígeno al cerebro también se incrementa. Los investigadores también identificaron una conexión entre los niveles de omega-3 y unas mejores facultades cognitivas o habilidades mentales. Las verduras verdes son una buena opción para acompañar una cena. El brócoli, las coles de Bruselas o el kale son conocidos como verduras que estimulan las funciones del cerebro. Además de todo lo anterior, no deberías cenar demasiado tarde. Esto podría afectar al sueño y la calidad del sueño influye en tu estado de ánimo y tu salud mental.
  • Para picar entre horas hay muchas opciones saludables que pueden mejorar tu rendimiento intelectual. Los arándanos, las nueces pecanas y la uva contienen antioxidantes que son especialmente importantes para la salud del cerebro. El cerebro es especialmente sensible al estrés oxidativo, que contribuye al deterioro cognitivo relacionado con la vejez y a enfermedades cerebrales.9 Los frutos secos y las semillas contienen ácidos grasos omega-3 y antioxidantes. Las almendras, las nueces y los piñones también son buenos para el cerebro porque contienen grandes cantidades de grasas no saturadas y proteínas que sirven para mantener los niveles de energía altos a lo largo del día.
Icono del número 2

Mantén tu cuerpo sano

La antigua cita latina “mens sana in corpore sano” ya decía que una mente sana reside en un cuerpo sano. Una gran verdad. Si quieres cuidar de tu cerebro, primero debes cuidar de tu cuerpo. Al disminuir o incluso eliminar el consumo de alcohol, dejar de fumar y limitar la ingesta de bebidas estimulantes (sobre todo antes de ir a dormir), pueden mejorar las funciones cerebrales. Bebidas como el café, el té o los refrescos pueden alterar el sueño. Y el sueño es importante para mantener la mente en forma, no respetar el sueño puede ser una causa de la falta de concentración. Por eso, debes intentar mantener una rutina regular para irte a dormir. Un estilo de vida saludable puede ayudarte a mejorar tu agudeza mental y tu capacidad de concentración. También se recomienda una actividad física regular para mantener tu cuerpo en forma y mejorar así la oxigenación del cerebro.10

Icono del número 3

Desconecta

Nuestro ritmo es tan frenético que a veces nos olvidamos de frenar y relajarnos. Sin embargo, es importante encontrar tiempo para ti. Lee tu libro favorito, date un paseo, elige un nuevo hobby… Todas estas actividades que se hacen por puro placer te ayudarán a sentirte bien contigo mismo, lo que a su vez resultará en un mejor rendimiento cerebral. Es especialmente importante relajarte y realizar descansos durante periodos estresantes, como en época de exámenes. Esto permitirá a tu cerebro regenerarse y recargarse.

Icono del número 4

Forja relaciones

Conectar con el mundo que te rodea estimula la mente. Por eso es tan importante tener amigos, mantener una buena relación con tus colegas de trabajo o practicar deportes de equipo. Diversificar tus encuentros y compartir tus intereses con otras personas te ayudará a agudizar tu curiosidad.

Mantener una dieta saludable que favorezca la salud cerebral no solo mejorará tu rendimiento intelectual, sino que además beneficiará a todo tu organismo. Además de una dieta equilibrada y nutritiva, dormir bien, hacer ejercicio y encontrar tiempo para realizar actividades gratificantes pueden influenciar muy positivamente a las funciones cerebrales. Los comprimidos multivitamínicos Supradyn® Energy también pueden ser un fantástico complemento alimenticio para tu rutina diaria y pueden ayudarte a usar todo el potencial de tu cerebro. Gracias al efecto triple de Supradyn® —reduce el cansancio, repone las deficiencias de vitaminas y revitaliza la energía— sentirás la confianza de enfrentarte a cualquier desafío cotidiano con fuerza y la mejor disposición.

1 Ackerman, S. (1993). Discovering the brain. Washington, D.C.: National Academy Press.

2 Raichle, M. E., & Gusnard, D. A. (2002). Appraising the brains energy budget. Proceedings of the National Academy of Sciences, 99(16), 10237–10239. doi: 10.1073/pnas.172399499

3 Croll, P. H., Voortman, T., Ikram, M. A., Franco, O. H., Schoufour, J. D., Bos, D., & Vernooij, M. W. (2018). Better diet quality relates to larger brain tissue volumes. Neurology, 90(24). doi: 10.1212/wnl.0000000000005691

4 Gómez-Pinilla, F. (2008). Brain foods: the effects of nutrients on brain function. Nature Reviews Neuroscience, 9(7), 568–578. doi: 10.1038/nrn2421

5 Kennedy DO, Stevenson EJ, Jackson PA, et al. Multivitamins and minerals modulate whole-body energy metabolism and cerebral blood-flow during cognitive task performance: A double-blind, randomised, placebo-controlled trial. Nutr Metab (Lond). 2016;13:11.

6 Kennedy, D. (2016). B Vitamins and the Brain: Mechanisms, Dose and Efficacy—A Review. Nutrients, 8(2), 68. doi: 10.3390/nu8020068

7 Patan, M. J., & Jackson, P. A. (2016). Shining a light on the effects of omega-3 polyunsaturated fatty acids on the brain: The relationship between cerebral blood flow parameters and cognition. Lipid Technology, 28(12), 197–199. doi: 10.1002/lite.201600052

8 Rest, O. V. D., Wang, Y., Barnes, L. L., Tangney, C., Bennett, D. A., & Morris, M. C. (2016). APOEε4 and the associations of seafood and long-chain omega-3 fatty acids with cognitive decline. Neurology, 86(22), 2063–2070. doi: 10.1212/wnl.0000000000002719

9 Cobley, J. N., Fiorello, M. L., & Bailey, D. M. (2018). 13 reasons why the brain is susceptible to oxidative stress. Redox Biology, 15, 490–503. doi: 10.1016/j.redox.2018.01.008

10 Mandolesi, L., Polverino, A., Montuori, S., Foti, F., Ferraioli, G., Sorrentino, P., & Sorrentino, G. (2018). Effects of Physical Exercise on Cognitive Functioning and Wellbeing: Biological and Psychological Benefits. Frontiers in Psychology, 9. doi: 10.3389/fpsyg.2018.00509